jueves, 16 de mayo de 2013

DIO - ROCK 'N' ROLL CHILDREN



A menudo me pregunto qué tendrán los viejos videoclips de los 80 que resultan tan encantadores, incluso vistos desde la perspectiva actual. Tal vez influya el hecho de que la década de los 80 fueron los años en que el videoclip se asentó definitivamente como una forma de arte independiente y una magnífica herramienta de difusión de la música pop. Tanto es así que a veces resulta imposible disociar algunas canciones de las imágenes con las que sus acordes cobraron vida en la pequeña pantalla. ¿Hay alguien ahí fuera que pueda escuchar 'I Want to Break Free' de Queen sin que se le vengan inmediatamente a la cabeza las imágenes de Freddie Mercury travestido pasando la aspiradora? Ya sabía yo que no.

En esta década la música se convirtió más que nunca en una forma de arte audiovisual. Las canciones no sólo tenían que conquistar tus oídos, sino que además tenían que entrarte por los ojos. Sin duda, el gran punto de inflexión para el videoclip como forma de expresión artística se produjo con la emisión mundial de 'Thriller' de Michael Jackson el 2 de Diciembre de 1983. Dirigido por el cineasta John Landis, este vídeo de 14 minutos de duración (un auténtico cortometraje en toda regla) supuso un bombazo mediático de tal magnitud que no sólo significó la consagración definitiva de Jackson en el estrellato, sino que también estableció el modelo a imitar por todos los demás videoclips durante el resto de la década.

Así pues, bajo la influencia de la creación de Jackson y Landis, los videoclips de la primera mitad de los años 80 compartían dos características básicas esenciales: primera, eran narrativos, y segunda, se filmaban como cortometrajes en sí mismos, a veces con presupuestos de miles de dólares, bastante más elevados que todo lo realizado anteriormente. Por supuesto, con el paso del tiempo los vídeos musicales se alejaron de este modelo, dejando de ser meras ilustraciones literales de las canciones para evolucionar en todo tipo de propuestas estéticas y experimentales.

Dentro del primer grupo de vídeos narrativos podemos incluir este 'Rock 'N' Roll Children' de Ronnie James Dio. Perteneciente al álbum 'Sacred Heart' de 1985 (tercer disco de Dio en solitario), la pieza cuenta la historia de una joven pareja que, tras discutir a causa de una guitarra eléctrica empeñada para poder conseguir un puesto como botones de hotel, se refugian en una tienda de antigüedades huyendo de una denuncia falsa a la policía. Dentro de la tienda, se esconden en el interior de un armario  -en realidad un portal a otra dimensión- en el que tendrán que enfrentarse a sus peores miedos y temores ocultos.

Más allá de nostalgias y de peinados cardados, el vídeo destila encanto naif por todas partes. Pura magia ochentera rodada en estudio, antes de que los efectos digitales se apoderaran de todo. La tienda de antigüedades parece sacada de la película 'Gremlins' de 1984 (la tienda del anticuario chino donde vivía Mogwai/Gizmo), y Dio está magnífico en su papel de 'guardián de la cripta' o 'amo del calabozo', vigilando a la pareja en su viaje dentro del laberinto, mientras resuena el estribillo de la canción: 'poor rock'n'roll children, alone again, without a friend'. Pobres niños incomprendidos e inadaptados que sólo se tienen el uno al otro.





Sirva esta entrada para homenajear la figura de Ronnie James Dio, la voz del metal, 'the rock'n'roll gipsy', que tal día como hoy hace ya tres años que nos dejara a causa de un terrible cáncer.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Todos los vídeos de Ronnie tenían su encanto: Holy Diver, The last in line... que recuerdos. Ahora no recuerdo el titulo de la canción del vídeo en el que Vivian Campbell y Ronnie seguían los pasos de un depravado sexual por la calle. De toda la gente que se ha ido en los últimos años (y mira que se nos ha ido buena gente) es Ronnie el que más hecho de menos.
Espero que se esté marcando unos duetos con Bon Scott, John Bonham, Phil Lynott, Jimi Hendrix... y Jeff Haneman.

Jorge de Asturias

Anónimo dijo...

De todos los héroes que nos han dejado (y vaya racha que llevamos) es Ronnie al que más echo de menos.
Los vídeos de Ronnie no eran apabullantes, pero tenían su encanto; "The last in line", "Holy diver", "Rainbow in the dark"... aún recuerdo el subidón que me daba verlos por la tele.
Una pérdida irreparable. Si hay un más allá, espero que ahora Ronnie esté haciendo duetos con Bon Scott y llevando de banda de acompañamiento a Phil Lynott, John bonham, Jimi Hendrix, Gary Moore y Paul Kossof.

Jorge de asturias

Hombre de Trapo dijo...

Hola, Jorge.

Creo que esta canción ilustra muy bien la esencia de lo que expresas en tu comentario. :)

http://www.youtube.com/watch?v=JxCNRpsO0Q8

Rockeros saludos.

Angelus Rubio dijo...

el primer grupo (o cantante, me la sopla) heavy que me gustó e hizo que me interesase el heavy, concretamente ésta canción, para mí una joya!!

Hombre de Trapo dijo...

Hola, Angelus.

Dio ha sido un referente musical para muchos de nosotros, desde los tiempos lejanos de Elf, pasando por sus colaboraciones con Rainbow y Black Sabbath y terminando por supuesto en su carrera en solitario. A pesar de que ya tenía unos años, la voz de Dio nunca se resintió. Ahí está el el último discazo que grabó con Heaven & Hell para demostrarlo (The Devil You Know, 2009). Una lástima que no tengamos la oportunidad de volver a escucharlo en nuevos trabajos.

Un saludo y gracias por comentar.