lunes, 11 de abril de 2016

"LA MEMORIA DE LOS TEBEOS (1960-1978)"




"Hay que recuperar, mantener y transmitir la memoria histórica,
porque se empieza por el olvido y se termina en la indiferencia".

(José Saramago).


Dentro del ciclo de exposiciones y actividades paralelas que la Diputación de Granada está dedicando actualmente a la recuperación de "La memoria histórica y la cultura durante el tardofranquismo y la Transición (1960-1978)", destacamos ésta dedicada a los cómics de la época, denominada "La memoria de los tebeos" (en la Sala Taller del Palacio de los Condes de Gabia, del 6 de Abril al 2 de Mayo). Les dejo con algunos extractos del texto incluido en el programa de la exposición.

* Pulsar sobre las imágenes para agrandar.




"El tebeo patrio que había venido ejerciendo la gran crítica social durante la postguerra española estaba a punto de entrar en una nueva etapa. Sus personajes (con Carpanta como punta de lanza) ya habían criticado la hambruna y habían ejercido su función como punto de escape de la realidad para toda una generación infantil."




"El famoso formato apaisado de los tebeos españoles empezaba a perder protagonismo. Los iconos de décadas anteriores (como el Guerrero del Antifaz o Roberto Alcázar y Pedrín) terminaban su historia y comenzaban su ocaso. Comienzan a publicarse en España series extranjeras y llegan los superhéroes (que hasta entonces habían estado prohibidos por el Régimen). Nuevas publicaciones en color y con más calidad comenzaban a poblar los quioscos de pueblos y ciudades."




"El TBO, que celebraba su 50 aniversario en 1967 con la entrada del vocablo en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, iniciaba su declive. Ediciones Bruguera era todavía prácticamente hegemónica. Los tebeos para mujeres también empezaban a cambiar con la aparición de Esther y su mundo."




"El Capitán Trueno, de Víctor Mora y Ambrós, era el rey del cómic español. La sátira política y costumbrista (con censura incluida) que representaba La Codorniz vería llegar la competencia de revistas como El Papus y El Jueves (ésta última todavía pervive hoy en día)."




"En 1961 nace Cavall Fort, revista de historietas para jóvenes en catalán, que publica la primera historieta de origen japonés en un tebeo español."


Ejemplar del número 137/138 de "Cavall Fort" (Diciembre 1968). A la derecha, junto al 'Little King' de Otto
Soglow
, la historieta "Tonda Haneko", de Rakuten Kitazawa, el primer manga jamás publicado en España.

"Ésta es una pequeña Historia de algunos de aquellos tebeos que marcaron la infancia y la juventud de una generación de españoles y españolas. El mundo estaba cambiando... también en los tebeos."