miércoles, 4 de septiembre de 2013

FREDERIK POHL
(26 Noviembre 1919 - 2 Septiembre 2013)



Triste noticia. El escritor norteamericano de Ciencia-Ficción Frederik Pohl ha fallecido a la avanzada edad de 93 años, en compañía de sus seres queridos. Descanse en paz. 

Parte integrante durante la década de 1930 del grupo 'The Futurians' junto a otras luminarias del género como Isaac Asimov, y galardonado varias veces con los prestigiosos premios Hugo y Nebula a lo largo de su dilatada carrera, Pohl estaba considerado como uno de los mejores autores de la Sci-Fi, así como uno de sus más grandes divulgadores, ingresando en el 'Sci-Fi and Fantasy Hall Of Fame' en el año 1998.

La primera novela de Pohl que tuve ocasión de leer fue 'La Guerra de los Mercaderes', en la mítica colección de libros de bolsillo de la Editorial Ultramar, hace casi 25 años. ¿Cuántos de nosotros nos habremos iniciado en este género en la España de los 80 gracias a esta colección, debido en parte a las maravillosas portadas del gran Toni Garcés?


Portada de Toni Garcés para la edición
de Ultramar de 'La Guerra de los Mercaderes'.

'La Guerra de los Mercaderes' era la secuela de una novela anterior, 'Mercaderes del Espacio', si bien ambas se podían leer de manera totalmente independiente sin que el lector se resintiera por ello. En esta obra Pohl nos ofrecía una visión distópica de la sociedad futura, en clave de sátira, en la que el mundo se encontraba gobernado por las Agencias de Publicidad, grandes megacorporaciones que utilizaban todo tipo de tácticas de control mental para garantizarse la fidelidad de sus 'clientes' y conservar así el poder de sus monopolios. Resulta descacharrante la escena en la que el protagonista experimenta en sus propias carnes las agresivas técnicas de venta de la Moka-Koka (como todo el que haya leído la novela sabrá) en clara alusión a una conocida marca de refrescos famosa en el mundo entero. Un mundo y un tiempo demasiado parecido al nuestro en muchos aspectos, puesto que, como toda novela de Ciencia-Ficción que se precie de serlo, 'La Guerra de los Mercaderes' en realidad nos advierte de los peligros del presente, de nuestra actual sociedad de consumo y de los riesgos de vivir esclavizados por la propaganda comercial, el marketing y el capitalismo desaforado. Una civilización en la que lo único que importa son los balances de beneficios de las empresas, aunque para obtenerlos haya que pasar por encima de las personas, y en la que los gobiernos del mundo no son más que títeres en manos de los mercados.


'Mercaderes del Espacio'
en la edición de Minotauro.

Tanto 'La Guerra de los Mercaderes' como 'Mercaderes del Espacio' son un reflejo de las ideas progresistas de Frederik Pohl, un ideario político de marcado carácter humanista. Fue tal el impacto que me causó descubrir 'La Guerra de los Mercaderes' en mi juventud que poco tiempo después tuve que leerme compulsivamente todos los libros de este autor que caían en mis manos. De este modo me hice con novelas como 'Jem', 'Homo Plus' o 'La Saga de los Heechee' (también en Ultramar), aunque personalmente ninguna tan buena en mi opinión como 'Merchant's War'.

'La Guerra de los Mercaderes' está considerada por la crítica literaria especializada como una de las 5 mejores novelas de Ciencia-Ficción distópica de todos los tiempos, junto a obras del calibre de '1984' de Orwell, 'Un Mundo Feliz' de Huxley, 'Farenheit 451' de Bradbury o 'El Día de los Trífidos' de Wyndham. Sólo por eso Frederik Pohl tiene ganado a pulso un lugar en el cielo.

7 comentarios:

Barragan Daniel Horacio dijo...

Yo aun conservo los ejemplares de esa coleccion,que en Argentina salieron hace ya unos cuantos años, aunque realmente conoci a Pohl gracias a la coleccion Minotauro. Un autentico grande (y van...) que se nos fue

Hombre de Trapo dijo...

Frederik Pohl es uno de los grandes, grandes de verdad de la Ciencia-Ficción, más incluso de lo que los aficionados al género reconocen. Su pérdida es realmente muy triste, y el vacío que deja en el panorama literario será muy difícil de llenar.

La colección Ultramar de bolsillo es muy especial para mí. En ella leí mis primeras novelas de Robert Heinlein, Frank Herbert, Arthur C. Clarke, Philip K. Dick, Brian Aldiss, Philip José Farmer... o un primerizo Rafael Marín, cuya colección de relatos 'Unicornios sin cabeza' todavía está entre mis preferidas de entre todos los títulos que la editorial publicó.

Saludos.

Rafarrojas Rojas dijo...

me encanta este tipo, sobre todo los mercaderes --- pero tengo una edición que pillé en un mercadillo de 1967 en Aguilar, con 6 novelas, cuatro de ellas con Kornbluth...

Hombre de Trapo dijo...

Hola, Rafarrojas.

Supongo que la edición que tú tienes es la edición integral que recogía todos los relatos conjuntos que escribieron Pohl y Cyril Kornbluth: El Abogado Gladiador, Wolfbane, A Través del Tiempo y Búsqueda Estelar. A veces en los mercadillos pueden encontrase joyitas como esta.

http://articulo.mercadolibre.com.co/MCO-406390512-ciencia-ficcion-norteamericana-editroial-aguilar-tomo-i-_JM

Enhorabuena, tienes un ejemplar bastante raro y difícil de encontrar, valorado en unos 60-70 euros (dependiendo de la edición y del estado de conservación, incluso puede alcanzar algo más). Felicidades. :)

http://www.uniliber.com/titulo/CIENCIA-FICCION-NORTEAMERICANA-OBRAS-ESCOGIDAS.html

Saludos y gracias por comentar.

Anónimo dijo...

Saludos, hombre de trapo.
Podría decir que es una gran pérdida para mí, pero después de haber perdido en muy poco tiempo a mis dos mayores iconos en la CF, Arthur Charles Clarke y Stanislaw lem... no me ha dolido lo mismo.
Comencé, al igual que tú, leyendo las novelas de los mercaderes, y luego leí "Pórtico"... y me lamenté y lamentaré toda la vida haberlo hecho. Le dí otra oportunidad con "las noches de la ciudad"... y no pude terminarla. En mi opinión, le ocurrió lo mismo que a Sturgeon, que comenzó fortísimo pero no pudo mantener el nivel y fue flojeando cada vez más.
Pero da igual. Después de leer esos primeros libros es imposible tener un mal recuerdo de Pohl, aunque su obra posterior no enganche igual.
La colección ultramar fue tremenda. No creo que exista aficionado a la CF que no tenga algún título de la colección en su estantería.
Un saludo.
Jorge de Asturias.

Hombre de Trapo dijo...

Muy buenas, Jorge.

Me parece que cuando escribes 'Las Noches de la Ciudad' en realidad te estás refiriendo a 'Los Años de la Ciudad'. Lapsus Scriptum. :)

Creo que deberías darle una segunda oportunidad a esta novela y terminar de leerla, porque aunque es verdad que al principio cuesta entrar en ella, conforme los cuentos se van entrelazando Pohl conforma un estupendo tapiz de lo que podría ser la sociedad de una urbe del futuro (y lo que resulta más importante en este tipo de ficciones que juegan a adivinar el porvenir, bastante plausible).

http://www.ciencia-ficcion.com/opinion/op00022.htm

Es verdad que las 2 novelas de los Mercaderes son las obras maestras de Frederick Pohl, lo mejor de su producción. Si uno comienza leyendo de un autor lo mejor que ha escrito, es inevitable que el resto de su obra parezca declinar o palidecer en comparación. Lo cual no quiere decir que sea mala, ni muchísimo menos.

La colección Ultramar marcó a toda una generación de lectores. Yo todavía recuerdo el ejemplar de 'La Ciencia Ficción de Edgar Allan Poe' que le regalé a una novieta medio gótica que tenía en el Instituto con 16 años, y de cómo me arrepentí de habérselo regalado cuando lo dejamos poco después.

Moraleja: nunca regales las cosas que te gustan. Y que dos tetas tiran más que dos carretas. :)

Saludos.

Anónimo dijo...

Muy cierto, muy cierto, lapsus scriptum. Hace muchos años que la intenté leer y mi memoria ya falla.
Ya que tengo la biblioteca al lado, le daré una segunda oportunidad. ¿Se parece en algo a "Todos sobre Zanzibar" de John Brunner? Espero que no.
¡La Ciencia Ficción de E.A.P fue mi primer libro de Ultramar! El segundo "El león de Comarre" de Clarke. Con eso me inicié en la CF.
Yo también he perdido libros por ése método. Los marineros tienen una versión más fuerte de ese sabio dicho: "Ata más fuerte pelo de coño que maroma de barco".
Un saludo.
Jorge de Asturias.